Es buen debido que la creatividad nace de las más básicas necesidades, es lo que tienen en cuenta muchos diseñadores de joyas como Alba Tous, al momento de crear productos que satisfagan a su clientela. Pero en la vida cotidiana sucede exactamente igual, por ejemplo: si tienes hambre pero no dispones de variados ingredientes, hay que crear. Pero si estas necesidades que son realmente básicas ya se encuentran cubiertas, es cuando surgen otras secundarias y quizás menos vitales, que si bien no las requieres para mantenerte viva, son un excelente complemento para las que sí lo son y para tu comodidad haciendo tu vida mejor y agradable.

Dicho esto, nos encontramos con el último grito de la moda en cuanto a obsequiar a anillos de compromiso se refiere;  si, esta idea surgió de la compra de un anillo al que no colocaron en una cajita para lo propio como es de costumbre. Diamond Candles es la idea que desarrolló David cuando unió el anillo ni llorar sin caja y el gusto de su amada por las velas. Colocó el anillo dentro de una y solventada la situación.  

Dicha ideas inesperada ha causado un gran revuelo y además con mucho éxito. Pero lo.divertido de la cosa es que la tienda vende estas velas a modo de sorpresa.  El diamante que la vela posee dentro no es de tu conocimiento hasta que la vela se consume. Su valor es rico sorpresa, como si fuese un huevo kinder para adultos

Pero el truco está en que no todos los huevos poseen diamantes, son como fichas de la suerte. Claro, es la manera en que Brenda y David encontraron para sacar provecho a su ingeniosa idea generando beneficios.

El costo de dichas velas gira entorno a veinticinco dólares y su publicidad te anima a que puedes ser el flamante ganador del anillo cuyo diamante tenga un costo de cinco mil dólares.  En verdad, tontos no son. Lo emocionante es que siempre hay una sorpresa dentro de cada vela. Hay velas para el amor, para la amistad, para compromisos, y todo en manos del azar.

Si el anillo que sale en la vela es el que ami justa a rurales dedo, tampoco lo sabrás, si es horrendo o hermoso, menos. Todo se lo confiamos al fa torno sorpresa y esa es la gran estrategia de Diamond Candles, pues la expectativa que se genera es más increíble, que exactamente lo que contiene el detalle.

Como cuando colecciones cosas y solo te falta una que nadie tiene, y todo debes dejarlo a la suerte. ¿Y si en la próxima vela sí se encuentra el anillo?.

Las redes sociales se encuentran invadidas a diario detalle jarro todas las sorpresas que Diamond Candles les ha obsequiado en sus hermosas velas, Instagram, Twitter, entre otras, muestran a seguidores y comentarios sobre las mismas.  

Su éxito consiste en eso, mantener viva la sorpresa y las inocencia de quien adquiere una de estas velas. Al adquirirlas aparte de la sorpresa, son objetos hermosos, también adquieres esa sensación de expectativa y emoción que no te lo otorga otro regalo.

Siendo así,  su expansión como empresa va en alzada, Canadá es uno de sus próximos destinos y más adelante posiblemente Europa los acoja con la misma sorpresa.