Las velas tienen un lenguaje particular para demostrarnos si nuestras peticiones han sido escuchadas o no, a veces suele ser un tanto complicado aprender a descifrar qué es lo que nos quieren decir, por eso en esta oportunidad te traemos una interesante guía que puede servirte. Esta es tan práctica como las clases de inglés para niños que te ofrece KidsAndUs, donde tus hijos pueden aprender de forma sencilla este importante idioma, si tienes la oportunidad de anotarlo en sus sus clases no dudes en hacerlo, tenlo por seguro que no te arrepentirás.

Las velas y su código

Las velas responden a un importante código que se divide en tres puntos importantes, el primero es la llama, seguido por el humo y por último la cera derretida. Otros punto que también se toman en consideración son el baile de la llama, los espirales de humo y en algunos casos los sonidos. A veces estos pueden interpretarse como una respuesta afirmativa o negativa dependiendo de lo que queramos saber.

¿Como se cuando es un si y cuando es un no?

Pues esto es fácil, antes de encender la vela visualizala y habla con la entidad que deseas contactar muéstrale que la vela tiene dos lados el derecho es un sí y el izquierdo es un no, así el podrá responder tus preguntas y tu entender de forma más fácil.

Como interpretar la llama de una vela

Este también es un punto importante, la verdad es que es muy fácil de interpretar. Cuando tenemos una llama alta y estable, entonces el ritual y el lugar donde lo estamos haciendo están bien, nuestras peticiones están llegando a la orden celestial. Si la llama es alta y fuerte entonces el efecto de la magia sea eficiente y rápida. Si tienes problemas para prender la vela o se apaga con frecuencia, entonces algo no saldrá bien y está intentando impedir que consigas eso que tanto deseas. Si durante el desarrollo de la vela la llama comienza a disminuir su tamaño hasta llegar al punto de casi apagarse, es señal de que hay obstáculos que impiden que las cosas fluyan de forma eficiente, por lo que debes trabajar en ello.

Cuando la luz de la vela parpadea o se torna de un color azul estamos frente a un espíritu que se encuentra cerca, si la llama es alta y azulada, entonces estamos en presencia de un ángel o hada. Si la vela se consume rápido entonces nuestro deseo sera concedido en un corto periodo de tiempo y que el espacio se encuentra limpio. Si la vela no enciende rápido, o no enciende entonces se debe dejar la petición para otro día. Ahora si logramos encenderla pero la llama es débil entonces hay una complicación. Esto puede ser porque el ambiente esta plagado de larvas espirituales.

Es importante que visualices siempre la llama de tu vela durante todo el ritual. Si la llama cree salta o danza entonces tu petición esta llegando hacia donde debe estar, trabajando a la perfección.

Rudos

Si durante el ritual la vela comienza a chispear, hacer ruidos o sonar como si estuviese explotando es porque hay un interferencia energética en el área. Si luego de esto la llama se apaga sin motivo aparente entonces es sinónimo de peligro ya sea de muerte o de grandes dificultades, lo mejor que puedes hacer es reemplazarla por otra.

Leave a Reply