Para quienes han tenido la oportunidad de ver en persona a la pareja Tous Oriol, ha podido quizás sentir al verlos aparecer, que las parejas que se encuentran destinadas a permanecer juntas llegan a parecerse entre sí. Y este es exactamente ese caso pues cuentan con una estatura bastante similar, su corte de cabello se asemeja incluso su color, poseen un rostro amable que da cuenta de su cercanía cercanía y cordialidad.

Y es que ello se encuentra avalado por los 50 años de vida que llevar en común, donde queda expuesta la complicidad y la sintonía que desprenden, incluso si se encuentran ante los medios de comunicación. Los Tous han llevado su trabajo a ser reconocido alrededor del mundo conjugados en el apellido de su marido y de un oso que ha sido usado como su figura emblemática, forjando una marca a través de un estilo único en el universo de la joyería. Saber que en algún momento de su vida, Rosa quería ser monja, si, entre santos, velas, oraciones. Y ello, debido a que se encontraba interna mientras estudiaba y era bastante alegre e introvertida, razón por la cual las monjas la querían aunque nunca fue sinónimo de ser una buena estudiante. De haber sido así, hoy no contaríamos con Rosa Tous Oriol y el resto de sus hijas.  

Posiblemente con sus dotes ocultos aun, le habrían servido para desarrollarse siendo monja diseñando velas dentro del claustro, como pasatiempo o para recaudar fondos para alguna fundación. Pero en todo caso, y no sabemos si por fortuna, ello no fue así y es lo que en la actualidad conocemos, resaltando la idea de que una mujer sin joyas es una mujer desnuda. 

El bunker de los Tous

No ha dejado de ubicarse en la ciudad que los vio nacer, en Manresa. Este es un poblado que cuenta con alrededor de 75 mil habitantes que esta camino a Francia. El corazón de la empresa se encuentra en una edificación realizada en piedra, tras un camuflada de paisaje verde. Donde la primera planta presenta un aviso de neón que señala el número 500, haciendo alusión al número de tiendas que ya llevan abiertas a nivel mundial. 

Dentro se encuentra un gran salón donde puede verse una gran cantidad de escritorios junto a muebles de color blanco, en donde están depositados grandes cajones transparentes, cada uno cuenta con un gran rótulo, y contienen las nuevas joyas que serán enviadas hacia las diversas boutiques que se encuentran ubicadas por el mundo. Cada nombre que tienen impreso es un lugar, un espacio en una vitrina para el oso, el cual siempre será su figura emblemática.

Tous es la vida de la familia, no hay un apartamento sino un trabajo donde vivir junto al negocio en familia con su marido y sus cuatro hijas, donde se muestra como una mujer resplandeciente con una piel color ámbar y un cabello que parece caer teniendo sus vestiduras impecables.